Pintura

Me defino como pintora en la medida en que quiero representar mediante colores y formas una parte de la realidad que habito. Encuentro en común con la filosofía la capacidad de crear y habitar mundos que una vez concebidos comienzan a ser parte de nuestra vida, evidenciando así la experiencia vital.

Pinto para seguir con la tradición del conócete a ti mismo , o parafraseando aquel dicho toscano ogni pittore dipinge sè según el cual siempre hay una parte de nosotros mismos en cada cosa que hacemos, en cada versión de la realidad.

Para mí la pintura cobra la forma del paisaje porque pienso que es la metáfora más poderosa  de la realidad. Y es entonces cuando el paisaje deviene mancha que antes ha sido ruta o mapa, camino o recuerdo y da a luz a mi propuesta.

Adoro a los impresionistas y a Turner, Stäel, Chagall, Frankenthaller, Kieffer, ¡y tantos más!