Frágil

Entornos vegetales. El paisaje se va convirtiendo en mirada cenital que penetra entre los matorrales, los bosques, o acaso un claro con agua. Quiero provocar esa mirada interior, la contemplación, pero también reforzar un claro vínculo con la naturaleza que nos rodea, esencial para definir nuestra existencia.